Thursday, May 05, 2005

Album #1: Make Believe - Weezer



Album of the year!!!

Voy a empezar aclarando los tantos: esta es una vil excusa para hablar de mi disco del año, Make Believe, el nuevo álbum de mis adorados chicos de Weezer, producido por el gran Rick Rubin, pero como dije que no iba a escribir sobre discos y toda la perorata y para no perder el formato de este blog voy a enmascararlo con el título de la canción que más me gusta del disco, y de la cual me explayaré más adelante. Tengan en cuenta que también acaba de salir (bah, en realidad Make Believe todavía no salió, sale el 10 de mayo, pero se consigue online) un disco nuevo de Bruce Springsteen, pero si bien el de Bruce es excelente (agrego otra recomendación ferviente: Martha Wainwright y su disco homónimo), lo bajé un poco después del de Weezer y el de Weezer es de esos discos que uno no puede parar de escuchar durante un largo tiempo, así que todavía no tuve suficiente tiempo de digerir al Jefe (¡¡perdón, Bruce, perdón!!). Pero bueno, vamos con Make Believe, track por track:

1) Beverly Hills: El primer single del disco, y una canción que admito que me tomó por sorpresa la primera vez que la escuché y me desconcertó bastante, pero ya desde la segunda vez me pareció excelente. Los fans de Weezer la detestan, pero los fans de Weezer son unos nabos y piensan que The Green Album está mal, cuando en realidad es una cosa hermosa que podría haber sido el mejor disco de 1965 si se hubiese editado ese año y no en el 2001. Beverly Hills es una especie de We Will Rock You meets The Joker de Steve Miller, tremendamente catchy y con un video simpático pero de bajo vuelo (Marcos Siega jamás hará algo remotamente parecido al inolvidable video que hizo de Keep Fishin’ con Weezer y los Muppets) filmado en la mansión Playboy. Creo que es imposible sacarse ese estribillo de la cabeza de uno, con ese glorioso “Beverly Hills / That’s where I want to beeeee”, esos handclaps que funcionan de maravillas y ese solo de Rivers Cuomo deliciosamente old-fashioned. Espero que acá se convierta en el hit en el que se está convirtiendo afuera.

2) Perfect Situation: La primera palabra del título hace honor a la calidad de esta canción de una perfección pop que apabulla, con una letra llena de frases memorables (“All I have to do is swing and I’m a hero / But I’m a zero”), arreglos gloriosos (con pianitos y todo) y con un hecho que se empieza a notar aquí y que se va haciendo cada vez notorio a lo largo del disco: la voz de Rivers jamás sonó mejor que en este disco.

3) This Is Such A Pity: Bueno, a lo que quería llegar. Dios mío, qué canción. Totalmente retro pero sin ironía, esta canción suena más a The Cars que los dos discos que Ric Ocasek le produjo a Weezer juntos. Sintetizadores, teclados y un sonido bien bien new wave para una canción que estoy considerando seriamente en poner como reemplazo de O Girlfriend en mi top 25. Indescriptiblemente perfecta (si, ya leyeron ese adjetivo ahí arriba, y lo van a seguir leyendo más abajo), con otro solo inolvidable y un final majestuoso.

4) Hold Me: Momento emotivo número uno. Una balada de aquellas, que por lo menos a mi me pega muy fuerte y es de un nivel de hermosura inconmensurable. Con una melodía que remite a Blue Moon, Hold Me va en un crescendo dramático, empieza suvecito, explota en un estribillo “on the top of Rivers’ lungs” y tiene yet another memorable solo. Rivers no solo canta de puta madre en este disco, sino que lo hace con un sentimiento que ya varios “baladistas” quisieran tener.

5) Peace: Otra baladita (y suelo decirlo mucho, este disco tiene más baladas que uno de Montaner, y obviamente son cuatrocientas veces mejores), guitarrita acústica, melodía tan pegadiza como el resto de las canciones del disco y otra vez Rivers cantando bien arriba.

6) We Are All On Drugs: Un pequeño cambio de tono en el disco. Rock al palo, urgente, kissero y disonante. Otra canción que me costó digerir, tal vez un poco debido a su disonancia, ya que el resto de las canciones de Make Believe son todo menos eso, pero que con el tiempo se me volvió irresistible. Me hace acordar bastante a Hash Pipe.

7) The Damage In Your Heart: Yet another ballad que, como bien dijeron varios fans, podría haber sido tranquilamente un outtake de Pinkerton, la obra cumbre weezeriana. Bastante softie en los arreglos, bien accesible, pero no por eso menos buena. Gran estribillo y hermoso final.

8) Pardon Me: Momento emotivo número dos. Y sí, otra balada. Más pianitos, más vocals increíbles de Rivers, especialmente en el puente, que desde ya es uno de mis puentes favoritos de todos los tiempos, capaz de ponerme la piel de gallina y sacarme un par de lágrimas. Uno de los momentos más altos del disco.

9) My Best Friend: Una de esas canciones “dedicadas a un gran amigo”, bien al estilo You’re My Best Friend, I’ll Be There For You o You’ve Got A Friend, urgente y la única canción del disco que dura menos de 3 minutos, cosa rarísima en un disco de Weezer, especialmente en los últimos dos discos, donde era difícil encontrar una canción que supere los 3 minutos. Muy “linda”, en el mejor sentido posible.

10) The Other Way: Momento emotivo número tres. Pop del mejor, con melodía de una simplicidad casi infantil (de hecho, me recuerda a aquella canción infantil que decía “I’d like to build the world a home / And furnish it with love”, que solía tener de chiquito en una cajita de música), beatlesquísima y con las mejores armonías vocales de todo el disco. Rivers gritando “The other waaaaay” al final hace que nuevamente se me pianten lagrimones. Y tiene el mejor uso de handclaps que haya escuchado en demasiado tiempo, especialmente en el break a la mitad de la canción.

11) Freak Me Out: La canción mas softie de los 5 discos de Weezer. Un extraño caso de canción con armónicos, armónica y armonías vocales. Excelentes arreglos, con la voz de Rivers bien relajada y otra melodía ganadora.

12) Haunt You Every Day: Una de esas canciones que parecen escritas específicamente para cerrar un disco. Bien setentsosa y con mucho pianito, es el cierre perfecto para un disco... bueno, eso. Otro gran solo, y el estribillo es otra muestra de que, por enésima vez ¡¡¡Acá Rivers canta del recarajo!!!

Con esto concluye este recorrido por mi disco favorito del año, bien desaforado y repleto de adjetivos, que de seguro no le hizo justicia pero que tal vez sea un insentivo para que lo escuchen. Vale la pena, créanme. Hasta a mí, que soy un admirador incondicional de estos chicos (debe ser la única banda de la que no hay una sóla canción que no me guste), me sorprendió, ya que demuestra que pueden cambiar un poquito de rumbo y seguir siendo grandes.

e-link:
Make Balieve - Weezer

4 comments:

Sebas said...

Está bien que te salgas un poco de la linea y comentes un disco, porque cuando apareen estas maravillas hay que hablar todo lo que se pueda. Yo me quedo con Perfect.... Rivers canta mejor que nunca. El otro gran momento de Rivers es, sí, Pardon me. Para ponerlo en el auto a todo volumen, llorar solo y gritarlo. Inolvidable.
Todas las letras, t o d a s, son hermosas. Bah, Weezer es una banda hermosa y no pueden hacer otra cosa que canciones hermosas.
¿Qué tomará Rivers para que le salgan tantas pero tantas molodías tan lindas? Que envidia, por dios...
¿Alguien es capaz de citar alguna canción fea de Cuomo y cia?

sebaxxxtian said...

siendo un fan total de weezer este disco no me gusto

a excepcion de holdme o were all on durgs, para mi q se quedo sin ideas

lo veo blando, desabrido y bastante desganado

espero q vuelvan como solo ellos pueden volver

JLO said...

En q quedamos entonces? es un gran disco o no?...

yo desde el album verde q no escucho un disco entero asi q lo voy a bajar y ver q onda.... thanks por la data...

Anonymous said...

si esta medio regular ya vale :-)